El 19 de junio de 1953, antigua fecha de la fiesta de San Vicente, se bendijo el terreno y la primera piedra de la futura Iglesia de La Medalla Milagrosa en Matías Romero e Izcateopan, Col. Narvarte. El 23 de enero de 1954 se presentaron los planos de la iglesia; «dijo que habían sido revisados por dos inteligentes arquitectos y que les gustó mucho su estilo moderno y la calidad del material para la construcción». Se refería al arquitecto Félix Candela.

Si no el más bello, la iglesia de la Medalla Milagrosa en la Col. Vértiz Narvarte de la Ciudad de México es uno de los más bellos del mundo. Un prodigio de levedad y filigrana, un espacio profundamente armónico y sencillo de religiosidad. Narvarte es una de las más bellas y progresistas secciones de la gran urbe Azteca. No es grecorromano, ni romántico, ni gótico, ni neoclásico, ni barroco, No hay en él arcos, ni bóvedas, ni cúpulas. No tiene columnas, ni pórticos, ni torres adosadas. Es un total olvido de las formas conocidas de la construcción sagrada.

70