Invocación

Señor Jesús que has venido al mundo para darnos muestras de tu amor misericordiosos, te pedimos que la sagrada familia sea un modelo que nos guíe y acompañe en nuestro seguimiento a ti, así pues, sepamos del mismo modo ser una familia en el mundo.

Amén.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (2, 13-15. 19-23):

Después de que los magos partieron de Belén, el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto. Quédate allá hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”.

José se levantó y esa misma noche tomó al niño y a su madre y partió para Egipto, donde permaneció hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi hijo.

Después de muerto Herodes, el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre y regresa a la tierra de Israel, porque ya murieron los que intentaban quitarle la vida al niño». Se levantó José, tomó al niño y a su madre y regresó. Reinaba en Judea en lugar de su padre, Herodes, tuvo miedo de ir allá, y advertido en sueños, se retiró a Galilea y se fue a vivir en una población llamada Nazaret. Así se cumplió lo que habían dicho los profetas: Se le llamará nazareno.

Palabra del Señor

Meditación

Sin lugar a dudas, la Palabra del Señor siempre nos da una enseñanza, no obstante, debemos dejar que esa palabra profundice en nuestra vida. En la lectura del Evangelio escuchamos repetidas veces, Levántate. Esta orden que da el ángel a José nos muestra varios puntos a reflexionar. Un punto es la protección, levante, toma al niño y a la madre, para protegerlos del peligro. Acción que hace José esa misma noche. La función del hombre dentro de la familia, es velar, cuidar, proteger y acompañar a la familia. Quizá esto es una luz para todas aquellas familias que se encuentran con dificultades y que más allá de organizarse, se culpan unos a otros.

Así mismo, una vez que ha pasado el peligro, regresa, pero la narración nos advierte que se levantó, tomó al niño y a la madre, regreso a Galilea. José no se la pasa sentado o acostado para ejercer este acto de levantarse, sino la decisión de realizar un camino, cuidar de los suyos para seguir su camino y la misión que cada uno debe cumplir.

Haciendo referencia a la familia, es descubrir los problemas frecuentes en la familia para resolver, levantarse como acción de mirar un horizonte de posibilidades y de ahí junto con la familia optar por la mejor decisión. Ante los problemas actuales para cada familia, vemos un panorama muchas veces de desilusión y sin sabor, dejando como recurso el abandono, huir para buscar otras opciones menos exigentes, buscar en otros lugares lo que no hay en casa. Esta es la invitación para que las familias que busquen caminar al estilo de la sagrada familia, se vean envueltos en esta acción, levantarse, saberse acompañados y caminar.

Contemplación

Señor, al mirar en tu palabra un modelo de familia, queremos nosotros sabernos acompañados, pero es necesario levantarnos, porque la dificultad es mucha, las opciones que se presentan para una vida individual son bastantes, y es necesario sabernos acompañados, con la preocupación de saber que alguien cuida, vela y protege de nosotros. Aunque esto, exige de nosotros la preocupación de los hermanos. Hoy más que nunca es necesario poder crear una sociedad fraterna con lazos familiares, aún sin ser conocidos.

Oración final

Oh Dios queremos confiarnos en tu familia, una familia que nos lleva a sabernos conducidos. Haz de nosotros capaces de amar al hermano, indivisibles, como familia, y que nuestro hogar sea una iglesia doméstica, para crear un mundo más cordial y armonioso.

Amén.

Por:
Hno. José Alfredo Delgadillo Padilla, CM

Archivos para descargar:
Mp3: Missio Lectio – Sagrada Familia mp3.

PDF: Missio Lectio – Sagrada Familia pdf.

44