Invocación

En este momento de oración, te pedimos señor que derrames tu espíritu sobre nosotros, para poder comprender tu palabra y hacerla vida en nuestra relación con los demás.

Amén.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (4, 1-11):

En aquel tiempo, Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre. El tentador se le acercó y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes». Pero él le contestó: «Está escrito: No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios».

Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo puso en el alero del templo y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: «Ha dado órdenes a sus ángeles acerca de ti y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras». Jesús le dijo: «También está escrito: «No tentarás al Señor, tu Dios».

De nuevo el diablo lo llevó a un monte altísimo y le mostró los reinos del mundo y su gloria, y le dijo: «Todo esto te daré, si te postras y me adoras». Entonces le dijo Jesús: «Vete, Satanás, porque está escrito: «Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto».

Entonces lo dejó el diablo, y he aquí que se acercaron los ángeles y lo servían.

Palabra del Señor

Meditación

Primero, » Si tú eres el hijo de Dios manda que estás piedras se conviertan en panes.» En la actualidad nos llenamos de estas «piedras transformadas» y Nos dejamos caer ante la tentación.

La segunda tentación «si tú eres el hijo de Dios, Tírate abajo» Qué curiosa es esta parte, muchas veces nosotros como cristianos buscamos quedar bien delante de los demás, y no buscamos realmente hacer el bien a los demás.

La tercera tentación, » Te daré todo esto, si te postras para adorarme» resaltando la situación de Jesús; Él no es llamado a ser gobernador de los pueblos, o ser el emperador, recordemos cuando dice «mi Reino no es de este mundo” Jesús es enviado, a los pobres, a las viudas, a los pecadores.

Contemplación

Muchas veces nos llenamos la vida de objetos materiales que no le dan ningún sentido a nuestra vida; y nos hemos olvidado de alimentar nuestra alma de la palabra de Dios, nos quedamos. aferrados a las cosas del mundo, que nos podrán dar: posición económica, posibilidades laborales, fama, o reconocimiento; y lo malo no es tener todo esto, Sino el dejar de tener los pies en la tierra y poner estos bienes que tenemos al servicio de los más necesitados.

Oración final

Señor, te pedimos que no dejes, que estás tentaciones, nos alejen del servicio, y la colaboración a los demás; que siempre tengamos presente este evangelio, con el que vamos iniciamos la cuaresma, que nos invita a reconocer las cosas de vienen de ti y desechar las del tentador; y realmente ir configurando un camino contigo para poder celebrar con un corazón puro, la pascua.

Amén.

Por:
Omar O. Piloto Chan, Seminarista vicentino

Archivos para descargar:
Mp3: Missio Lectio – I Domingo de Cuaresma mp3.

PDF: Missio Lectio – I Domingo de Cuaresma pdf.

59